Martes 27 de Febrero del 2024

El Plan Nacional de Infraestructura se actualizará en julio, ¿se acelerará su ejecución?

Publicado en diario El Comercio

Especialistas advierten que deberá considerar metas y plazos concretos en hitos como la adjudicación y entrega de proyectos para que sea efectivo. En 2021 hubo un avance del 7% en sus proyectos en ejecución.

22 proyectos del Plan Nacional de Infraestructura siguen en proceso de ser adjudicados. (Foto: MVCS)

Según el Índice de la Producción Nacional, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), el sector construcción estaba recuperándose desde octubre del 2020 luego del impacto de la pandemia. La reactivación en la realización de obras públicas y privadas, así como un mayor consumo de cemento a nivel nacional explicaban el crecimiento. Sin embargo, la entidad señala que entre junio y diciembre del 2021 el sector mostró “signos de desaceleración”.

En diciembre su producción tuvo una caída del 8,9%, siendo este el retroceso más fuerte desde agosto del 2020, aún durante los primeros meses de la pandemia de COVID-19.

Uno de los objetivos trazados por el Gobierno para lograr la recuperación del sector es la actualización del Plan Nacional de Infraestructura para la Competitividad (PNIC). Este fue publicado el 28 de julio del 2019 y contempla la construcción de 52 proyectos con una inversión superior a los S/140 mil millones. Sin embargo, casi tres años después solo 30 se encuentran en ejecución.

De las 22 obras que siguen sin ser adjudicadas, 14 están a cargo del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) y estas tienen una inversión proyectada de S/58.238 millones. Las obras restantes corresponden al Ministerio de Energía y Minas, Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Ministerio del Ambiente, Sedapal y el Fondo Nacional de Financiamiento de la Actividad Empresarial del Estado (Fonafe).

A través de un comunicado, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) le indicó a El Comercio que el PNIC se actualizará en julio de este año. “En julio de 2022 se publicará la actualización del PNIC, que incorporará mejoras significativas y tendrá un enfoque sustentado en el concepto de desarrollo sostenible. Esto significa ampliar la visión del PNIC para incorporar la dimensión social, ambiental, institucional y económico – financiera, en la priorización de proyectos”, señaló la cartera.

Asimismo, la entidad remarcó que incluirá metas de adjudicación y ejecución para que no ocurran nuevos retrasos.

En la actualización del PNIC el periodo 2022-2025 sí se está considerando la necesidad de incluir metas claras para cada uno de los proyectos priorizados, por ejemplo, lograr la adjudicación del proyecto priorizado, culminar las obras o alcanzar la puesta en servicio. Esto permitirá diseñar estrategias claras para el logro de objetivos”, afirmó.

Mejorar la ejecución

Hasta diciembre del 2021 solo se invirtieron S/21.783 millones en la ejecución de los proyectos adjudicados del PNIC, un avance del 37,4% de este subtotal, S/8.242 millones se dieron entre el tercer trimestre de 2019 y diciembre del 2021, es decir, durante la vigencia del PNIC actual.

El proyecto activo que requiere de una mayor inversión es la Línea 2 del Metro de Lima, con S/21.461 millones. La obra registra un avance del 41%. Le siguen la ampliación del Aeropuerto Jorge Chávez con S/4.817 millones, pero todavía sin avances, y la ampliación del Muelle Norte del Callao con S/3.595 millones y una ejecución que alcanza el 47%.

Durante el año pasado se invirtieron S/4.211 millones en los proyectos del PNIC. La cifra representa un 7,6% del monto total de las 30 obras en ejecución y es un salto que casi duplica a lo alcanzado en 2020 (S/2.292 millones) e incluso supera los niveles prepandemia (S/2.802 millones en 2019).

El motor principal del plan el año pasado fue la Línea 2 del Metro de Lima, que tuvo una inversión de S/1.352 millones, seguida de la Autopista del Sol en Trujillo, con una ejecución de S/838 millones.

Cabe destacar que S/2.322 millones del total invertido en 2021 corresponden a obras ejecutadas durante el segundo semestre del año. Este impulso se debió a las obras de mejoramiento y ampliación del servicio del aeropuerto de Chinchero, en Cusco, que iniciaron a mediados del año pasado y representaron una inversión de S/438 millones.

Según los especialistas consultados, este incremento se debió a los acuerdos firmados en Gobiernos anteriores y el reto de la actual gestión será recuperar la confianza para poder adjudicar los proyectos que están en el tintero. “No se han firmado nuevos proyectos del PNIC en el último año. Aunque la herramienta es buena, es necesario fortalecerla”, explicó María Luisa Peña Hartog, associate partner de EY Law.

Para Camilo Carrillo, economista principal del Consejo Privado de Competitividad, los funcionarios del MTC no brindan seguridad a los inversionistas para que decidan participar en licitaciones dentro del país. Esta situación no da un buen augurio para la adjudicación de las obras pendientes.

No hay una sola medida del Ejecutivo ni del MTC para adjudicar nuevos proyectos ni acelerar los que están paralizados. En términos de idoneidad en los puestos, los altos funcionarios del MTC no dan confianza para hacer inversiones en el mediano plazo”, resaltó.

El economista añadió que es probable que el ritmo de ejecución se mantenga en 2022, pero que no se incrementará en la misma magnitud debido a esta debilidad por agilizar la adjudicación de proyectos.

Infografía: Jean Izquierdo

Infografía: Jean Izquierdo

Más que palabras

De acuerdo al MEF, además de las especificaciones mencionadas se buscaría la implementación de un modelo de gestión integral que introduzca buenas prácticas, entre ellos el uso de las oficinas de dirección de proyectos (PMO) para distintas unidades del gobierno, como los proyectos del plan.

Los PMO representarían un costo adicional, pero terminarían siendo beneficiosos para que se pueda cumplir con los hitos planteados.

Hay que identificar qué ministerios lo necesitan, como Transportes o Vivienda. En promedio un PMO cuesta entre el 3% y el 4% del total de la obra, entonces vale la pena pagar un poco más por esa gestión que logre que la obra sea entregada a tiempo”, señaló Carrillo.

Una de las claves para que los PMO puedan funcionar es que los ministros de dichas carteras gestionen su contratación. Sin embargo, según los especialistas consultados, el Gobierno solo podría implementarlos en el mediano plazo.

No solamente porque uno dice que debe haber PMO los ministerios lo van a conseguir. No creo que en el corto plazo se implementen, sino en el mediano porque las capacitaciones son necesarias”, remarcó Peña Hartog.

Este tipo de funcionarios podrían darle la vuelta a los bajos niveles de avance de los proyectos del PNIC. “La ejecución debería ser de S/7.800 millones como mínimo para poder tener un avance anual adecuado. Si tú ejecutaras esa cifra podrías cerrar todos los proyectos que actualmente se están ejecutando en los próximos cinco años. Luego tienes que considerar a los otros 22 que están sin ejecutar”, detalló Carrillo.

Poder llegar a estas cifras con el PNIC actual es una tarea casi imposible. Por ese motivo su modificación debería enfocarse en plantear indicadores y metas que los funcionarios estén obligados a cumplir.

Se debe institucionalizar el cumplimiento del PNIC. Es una decisión política su fortalecimiento, pero también que se haga el seguimiento de los avances en sus proyectos. El MEF debe definir metas y trabajar con indicadores. El gobierno tiene que repensar el modelo, tiene que traer el talento, que actualmente no es el suficiente, y para eso necesitas tener claridad sobre lo que vas a hacer”, indicó Juan Carlos Salinas, socio del área de infraestructura del estudio Muñiz.

Salinas recomendó que una de las maneras de adaptar el PNIC a la actualidad sería modificando la cantidad de proyectos priorizados. “El problema de fondo es que se priorizaron 52 proyectos y no se tomó en cuenta los problemas que estos podrían tener para ser adjudicados o ejecutados, lo que no permitió un manejo claro para que avancen. Puedes definir un presupuesto, pero de nada sirve sin reglas claras”, agregó.

Majes Siguas y Chavimochic, los gigantes paralizados

Dentro de los 30 proyectos en ejecución de PNIC actual, cuatro están paralizados. Los dos más relevantes son la tercera etapa del proyecto Chavimochic y la segunda de Majes Siguas, que representarán más de S/3.000 millones y S/2.000 millones de inversión respectivamente.

Los otros dos son el segundo tramo de la Longitudinal de la Sierra, que costará S/1.081 millones, y la ampliación de la presa Ancascoch, que requerirá otros S/179 millones.

De acuerdo al MEF, la estrategia del Ejecutivo “involucra el respeto de los contratos de concesión suscritos y la implementación de medidas que permitan la reactivación de estos proyectos en el menor plazo posible”.

En el caso del proyecto de irrigación Majes Siguas II, el Consejo Regional de Arequipa votará sobre el destino de la adenda 13 del contrato de concesión este viernes. De ser aprobada, se modificará el sistema de riego del proyecto y su inversión se elevará hasta los US$654 millones.

Por otro lado, en Chavimochic el Gobierno está a la espera de que se emita el resultado del arbitraje interpuesto por Odebrecht por una presunta negligencia del Gobierno Regional de La Libertad en la entrega de terrenos para la continuidad de los trabajos. “A través del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego se han evaluado las distintas alternativas para la reactivación de las obras de la Presa Palo Redondo, pero no se deja de lado que existe un arbitraje en curso con la empresa concesionaria”, indicó el MEF.

Según los especialistas consultados, el Gobierno debería de tener mayor iniciativa para propiciar estos destrabes.

Estamos hablando de miles de millones de dólares que no se invierten para las regiones. Solo en el caso de Majes Siguas son 30 mil hectáreas de producción, US$700 millones en exportaciones al año que no se dan en el sur del país. Esto debería impulsar que el MEF se movilice, para convencer, para dialogar, su labor es hacer eso”, remarcó Carrillo.

Así, el renovado PNIC entrará en vigencia a mediados de este año con el objetivo de sanear deudas pendientes y reactivar a un sector que cerró el 2021 perdiendo el paso de su recuperación.

0