Domingo 14 de Julio del 2024

Inversión pública cae: ¿Cuáles son las causas?

Publicado en diario El Comercio

En febrero registró su quinto mes de caída. Este año electoral y la falta de calificación técnica de los gestores públicos son elementos importantes que se pueden anticipar para revertir la situación, advierten especialistas.

Hace 20 meses se tuvo la cifra más baja, en julio del 2020 con una caída de 47%, en medio de la pandemia del COVID-19, cuando se mantenía algunas actividades cerradas.

La inversión pública en febrero fue de S/1.725 millones, lo que representa una caída del 20% en comparación a similar mes del 2021 (S/ 2.147 millones), según data del Ministerio de Economía y Finanzas. Así, febrero 2022 se convirtió en el quinto mes que registra cifras en rojo. Esta tendencia, iniciada en octubre del año pasado, apunta a ser cada vez más negativa.

Sobre los resultados de la ejecución de la inversión pública, el ministro de Economía, Óscar Graham, explicó hoy en conferencia de prensa que estos responden a un tema de estacionalidad “debiéndose considerar que las metas de enero, febrero y marzo ya han sido determinadas y se están cumpliendo, pero son menores a las que se ejecutaron en los mismos periodos del 2021″, anotó.

“La inversión pública para este año será, en promedio, 40% más que la programada para el 2021. Y lo que se está registrando es una estacionalidad que será revertida en los siguientes trimestres, con lo cual vamos a lograr un crecimiento importante en la ejecución”, aseveró el ministro.

Sin embargo, el exministro de Economía, David Tuesta, señaló que existen dos factores que explican la contracción de los últimos meses. En primer lugar, resaltó el aspecto comparativo estadístico de inversiones estancadas por consecuencia de la pandemia en la segunda mitad del 2020, que empezaron a tener un repunte en el 2021. En segundo lugar, consideró que este gobierno no se organizó a tiempo para acelerar proyectos de inversión relevantes.

Según el economista, la entidad que mejor ejecuta es la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARCC) que cuenta con un sistema, funcionamiento y capital humano que dista mucho de lo que tienen los organismos del Estado.

“Son niveles de ejecución que están por encima del 70% y gran parte de la dinámica de la inversión en este año se debe a la ARCC, casi el 30% de la inversión pública está concentrada en este segmento”, afirmó.

Karla Gaviño, docente de la Escuela de Gestión Pública de la Universidad del Pacífico, observó la ejecución presupuestal diaria en la semana del 2 al 8 de febrero. De acuerdo con la especialista, la inversión pública tuvo un retroceso del 53% y eso se debe al fuerte movimiento político, que originó que muchas de las decisiones se paralicen.

Agregó que debe trabajar en mecanismos que ayuden a que la inversión pública sea más ágil, efectiva, eficiente.

Año electoral

Alberto Ñecco, exdirector ejecutivo de ProInversión, señaló que entre los factores que incidieron en los resultados negativos, está el hecho de que nos encontramos en un año electoral y, por tendencia, suele haber una caída de inversión pública durante este y el primer año de asumir la conducción de los gobiernos regionales y locales, debido a la curva de aprendizaje de las nuevas autoridades.

“El último año las entidades cierran proyectos y se preocupan por el cierre de su gestión y la transferencia. No quieren comenzar nuevos proyectos de inversión que, probablemente, sean inaugurados por los próximos alcaldes o gobernadores”, señaló.

Según Tuesta, se debe trabajar para brindar todo el apoyo posible a los gobiernos subnacionales para que puedan realizar adecuadamente la ejecución y priorizar aquellos proyectos a los que les faltan poco tiempo para culminar.

“Lamentablemente esto va a continuar si es que no hay un cambio y no se tiene claridad de que debemos centrarnos en la gestión pública y los problemas de fondo, y que esto se acrecienta con la constante rotación de funcionarios”, añadió Gaviño.

Obras por impuestos

Alberto Ñecco anotó que para que el mecanismo de obras por impuestos sea relevante, tiene que encausarse para que los ministerios lo utilicen, algo que no está sucediendo a pesar de que tienen la posibilidad de hacerlo. Esto se debe, asegura, a la falta de liderazgo.

Obras por impuestos es un mecanismo que el año pasado ha hecho récord ejecutando al menos S/ 700 millones y esa cifra es marginal respecto a la inversión pública. Hace falta liderazgo y sin él, no hay ejecución ni resultados”, dijo.

Para Gaviño, este mecanismo está teniendo una mejor suerte, pero aún hay puntos importantes que pueden mejorarlo como ampliar el espectro de las obras. Asimismo, identificar qué niveles de gobierno no han utilizado el mecanismo para ayudarlos a implementarlo.

“Es una excelente herramienta para poder acercarnos a las empresas porque, a través de proyectos que para ellas son de responsabilidad empresarial, logramos ejecutar obra pública y así ayudar al cierre de brechas, principalmente de infraestructura”, señaló.

Calificación técnica

Por otro lado, Ñecco mencionó que desde el gobierno central se ve el nombramiento de personas con poca calificación técnica y esto afecta la capacidad de identificación y ejecución de proyectos y la poca preparación de algunos mandos en ministerios claves como Transportes, Vivienda, Educación y Salud.

“Los gobiernos subnacionales representan el 35% de la inversión, todavía tienes un 65% que está a nivel del gobierno central. Necesitamos que los ministerios identifiquen, prioricen y armen equipos técnicos realmente capacitados y con experiencia en inversión pública”, acotó.

Gaviño señaló que no se siente el récord de inversión pública que se señala porque es un récord de gasto, mas no de ejecución de obra.

Para Tuesta, la tendencia a la baja es preocupante ya que empieza a vislumbrar lo que significará la inversión pública para este año y las repercusiones que pueda tener sobre el crecimiento económico. Hay un círculo virtuoso que se genera como consecuencia de cada sol que se emplea.

“El gobierno hace mal en preocuparse en otros asuntos más que en un aspecto que sí está en su cancha. Ya no hablemos de las expectativas negativas que genera la inversión privada, si lo que está en su cancha lo está haciendo mal”, señaló.

Finalmente, es del consenso de los especialistas la necesidad de funcionarios que tengan la capacidad y disposición para poder acercarse al sector privado y la academia.

0