Miercoles 29 de Junio del 2022

Índice Regional de Gestión Pública – 4T2021

Índice Regional de Gestión Pública – IRGP

(Al 4T2021)

En 2021, los tres niveles de gobierno ejecutaron alrededor de S/39.000 millones en proyectos, registrando un récord histórico de ejecución. No obstante, se dejaron de ejecutar recursos por cerca de S/16.000 millones (2,3% del PBI de 2020). Esto se debe, entre otros factores, a los cuellos de botella generados en la etapa de adjudicación de proyectos, especialmente en los gobiernos subnacionales. Al respecto, uno de los indicadores que permite medir esta problemática es el IRGP trimestral, el cual cuantifica los retrasos entre la convocatoria y la buena pro en las inversiones regionales y locales[1].

 

1. Retrasos en inversiones regionales y locales del IRGP

Durante 2021, se analizaron 844 proyectos[2] de un total de 994 proyectos convocados por una muestra de unidades ejecutoras de los gobiernos subnacionales[3]. El ratio de adjudicación (número de proyectos adjudicados/número total de proyectos) fue de 85%. De manera global, los resultados muestran que los retrasos en los proyectos ascendieron al 102% del plazo programado para los gobiernos locales, y al 82% para los regionales. Es decir, en el 2021 los gobiernos subnacionales tardaron en promedio el doble de lo previsto en adjudicar los proyectos.

 

I.a. Gobiernos regionales

En cuanto al indicador de retrasos para los gobiernos regionales, durante 2021, los proyectos de 23 regiones cumplieron con las condiciones de análisis, tardando en promedio 19 días (82% más) en otorgar la buena pro en relación a lo programado. Al 31 de diciembre de 2021, Apurímac presentó el mayor retraso (566%) en tres proyectos analizados[4]. A esta le siguen Huánuco (225%)[5] y San Martín (181%)[6]. En contraste, los resultados muestran que Puno es la región con el menor retraso (4%) de los proyectos analizados[7].

Gráfico 1. Plazo programado y retraso (en días) entre la convocatoria y la buena pro, 2021 – Gobiernos regionales 1/ 2/

1/ Se consideró un total de 356 proyectos convocados hasta el 31 de diciembre de 2021, de los cuales 282 fueron analizados (266 adjudicados y 16 no adjudicados, pero con retrasos al 31 de diciembre de 2021). Ningún proyecto en los departamentos de Madre de Dios y Moquegua cumplió con las condiciones del análisis.
2/ Al lado derecho de cada departamento entre paréntesis se muestra el número de proyectos analizados. Asimismo, al final de cada barra por departamento, se muestra el retraso al 4T2021 (Var. %).

 

I.b. Gobiernos locales

En cuanto al indicador de retrasos para los gobiernos locales, hay mucha variabilidad en los tiempos de adjudicación, tardando en promedio 20 días (102% más) en otorgar la buena pro en relación a lo programado. Al 31 de diciembre de 2021, la municipalidades de Moquegua presentaron el mayor retraso (361%)[8] en cuatro proyectos analizados. A esta le siguen Tumbes (249%)[9] y Huancavelica (241%)[10]. Por otro lado, las municipalidades con mejor desempeño fueron las de Ucayali ya que presentaron (4%) 1 día de retraso[11].

Gráfico 2. Plazo programado y retraso (en días) entre la convocatoria y la buena pro, 2021 – Gobiernos locales 1/ 2/

1/ Se consideró un total de 638 proyectos convocados hasta el 31 de diciembre de 2021, de los cuales 562 fueron analizados (515 adjudicados y 47 no adjudicados, pero con retrasos al 31 de diciembre de 2021). Ningún proyecto en el departamento de Madre de Dios cumplió con las condiciones de análisis.
2/ Al lado derecho de cada departamento entre paréntesis se muestra el número de proyectos analizados. Asimismo, al final de cada barra por departamento, se muestra el retraso al 4T2021 (Var. %).

 

 2. Conclusiones y recomendaciones CPC

  • Los resultados del IRGP trimestral al 4T2021 muestran que, en promedio, los gobiernos regionales y locales tardan el doble de lo planificado en otorgar la buena pro a un proyecto. En algunos casos, las demoras son hasta cinco veces en algunos gobiernos regionales y hasta tres veces en algunos gobiernos locales.
  • Es necesario implementar medidas concretas que permitan solucionar este cuello de botella e impulsar la inversión pública —que ya en enero 2022 cayó en 18,8% respecto al mismo periodo del año anterior—, especialmente en un contexto de elecciones regionales y locales (hacia fines de 2022), caracterizadas por ralentizar la inversión.
  • Desde el CPC, se plantea, entre otros: (i) fomentar el uso del proceso especial de contratación (PEC) de la Reconstrucción Con Cambios para los proyectos de gobiernos subnacionales, cuyo financiamiento provenga de cualquier fuente, ya que, según un análisis del CPC, reduce tiempos de adjudicación de proyectos hasta en un 57,4% (de 54 a 23 días) con respecto a la modalidad de licitación pública. Además, propone: (ii) habilitar a una entidad como la Autoridad para la Reconstrucción Con Cambios (ARCC) para la ejecución de proyectos de impacto regional con recursos no utilizados del canon y regalías. La muestra de su mejor capacidad de ejecución de proyectos se sigue observando este año dado que durante el primer mes del año esta entidad ha representado más de la tercera parte de toda la ejecución del Gobierno Nacional, superando a otras unidades ejecutoras con similar capacidad. Actualmente, la ARCC ejecuta proyectos mediante el mecanismo de Gobierno a Gobierno (G2G), mecanismo que, además, viene siendo utilizado en sectores como educación (PEIP Escuelas Bicentenario), salud (hospitales Antonio Lorena y Sergio Bernales) y transporte (Aeropuerto internacional de Chinchero y Carretera Central).

 

 


[1] Se consideran todos los tipos de procedimientos de selección: licitación pública, adjudicación simplificada, contratación directa y procedimiento especial de contratación.
[2] Las condiciones de análisis son las siguientes: i) se incluyen todos los proyectos adjudicados durante 2021 y ii) en el caso de los proyectos no adjudicados durante el periodo, las demoras se estiman al 31 de diciembre de 2021 siempre y cuando la fecha de buena pro prevista se encuentre dentro del 2021; en caso contrario, no se consideran en el análisis.
[3] Respecto a los Gobiernos regionales, se consideran las principales unidades ejecutoras de los gobiernos regionales. Por otro lado, en el caso de Gobiernos locales, se seleccionaron las municipalidades provinciales y distritales con mayor presupuesto hasta llegar a un mínimo de cinco proyectos por departamento.
[4] Al 3T2021, los proyectos del Gobierno regional de Apurímac presentaron un retraso de 515% siendo la primera región que presentó mayores retrasos.
[5] Al 3T2021, los proyectos del Gobierno regional de Huánuco presentaron un retraso de 225%.
[6] Al 3T2021, los proyectos del Gobierno regional de San Martín presentaron un retraso de 234%.
[7] Al 3T2021, los proyectos del Gobierno regional de Puno presentaron un retraso de 0%.
[8] Al 3T2021, los proyectos de los gobiernos locales de Moquegua presentaron un retraso de 254%.
[9] Al 3T2021, los proyectos de los gobiernos locales de Tumbes presentaron un retraso de 311%.
[10] Al 3T2021, los proyectos de los gobiernos locales de Huancavelica presentaron un retraso de 185%.
[11] Al 3T2021, los proyectos de los gobiernos locales de Ucayali también presentaron un retraso de 4%.
Comparte este informe:
Comparte este informe: